User Rating: 5 / 5

Star ActiveStar ActiveStar ActiveStar ActiveStar Active
 

Empleando un filtro infrarrojo, filtro IR, podemos obtener coloridas imágenes de la vegetación, nubosidad o paisajes. La sensibilidad al IR de las cámaras digitales es baja (el filtro bloquea todo el visible), por lo que hay que aumentar el tiempo de exposición y emplear un trípode aún de día.

Las tomas realizas se hicieron con un filtro Hoya R72 y con una cámara Canon 77 D modificada para H Alfa, algo más sensible al IR que las normales.

Figura 1. Imagen del Roque Nublo y Tenerife tomada desde el Pico de las Nieves el pasado 10 de febrero de 2019.

Figura 2. Imagen de Las Palmas de Gran Canaria desde la cumbre el pasado 10 de febrero de 2019.

Tal como comentamos en la introducción, la técnica se basa en emplear un filtro infrarrojo HOYA R 72. Se usó un objetivo Samyang de 35 mm a F 8, buscando así la mejor nitidez en el punto medio de la escala. El enfoque se hace inicialmente sin el filtro, aunque con el filtro puesto y el modo liveview  a F 1.4 es posible hacerlo (hay que buscar la forma de dar sombra en la pantalla de la cámara) Las exposiciones son de 10 segundos a ISO 100.

Una vez enfocada la cámara hemos de hacer un balance de blancos personalizado (WB). Se puede hacer una imagen previa y desenfocarla, suele funcionar, pero en este caso se tomó una imagen a una pantalla blanca. Esta imagen se toma como referencia para las siguientes. Siempre disparando en formato RAW.

Se esa forma observamos en la imagen de la cámara que la vegetación tiene un tono plateado, el cielo muy oscuro y y las rocas un color gris-marrón, depende del ajuste.

Una vez en casa procesamos las imágenes, para ello hay que invertir los canales de color. Conviene aplicar la técnica manualmente un par de veces para entenderla, pero si queremos automatizar los revelados, recomiendo descargar las acciones para procesado de imágenes infrarrojas disponible desde la web de Kolari Vision. Funcionan muy bien.

Una vez hecho este procesado podemos mejorar la imagen. Elegir el tono y saturación es a gusto del consumidor.

Problemas a solucionar en futuras tomas son los "hot spots", halos que aparecen en la parte central de la lente. En mi caso hay varias manchas debido a que el filtro lo tengo protegido entre dos cristales, y es posible que se estén produciendo reflejos. También hay que buscar el "punto dulce" del objetivo, es decir, el número F de mejor enfoque y nitidez, y combinarlo todo en una correcta exposición con el WB adecuado. Otro aspecto a probar es la reducción de ruido.

 

0
0
0
s2smodern