Pirulo Cósmico Blog

Galaxias, Estrellas, Planetas... Todo lo que tenga que ver con una de mis pasiones, la astronomía
  1. Bienvenidos al impactante programa 32 de Radio Skylab. ¿Estás preparado para ayudarnos a salvar la Tierra de los asteroides?

    Este programa está dedicado al Día del Asteroide, con el objetivo de dar a conocer el peligro de los objetos cercanos a la Tierra. El primer tema está dedicado a cómo desviar un asteroide peligroso. En la segunda parte hablamos sobre las misiones DART y ARM de la NASA para interceptar asteroides.

    La tripulación de Radio Skylab está compuesta por Daniel Marín (Eureka), Kavy Pazos (Mola Saber), Víctor R. Ruiz (Infoastro) y un servidor. Te invitamos a unirte a nuestro viaje por el espacio, la ciencia y otras curiosidades.



    ¡Acompáñanos!

    Suscríbete al programa en iVoox (Podcast Radio Skylab) o a través de RSS.

    No olviden que si gustan también pueden seguirnos a través de nuestra página webFacebook y Twitter. Como es habitual, los audios los pueden encontrar y descargar en Ivoox e iTunes. Y si les apetece dejarnos algún comentario, sugerencia o crítica pueden usar nuestra web y/o el hashtag #rskylab.

    ¡Muchas gracias por estar ahí y hasta la próxima órbita!

    Posts relacionados
  2. ¡Transmisión detectada! Recibiendo programa 31 de Radio Skylab… 

    Volvemos a la carga con planetas extrasolares. En la primera parte charlamos sobre la historia del Telescopio Espacial Kepler y los exoplanetas que ha descubierto por millares. En la segunda parte, más lúdica, charlamos sobre Planetas de ciencia ficción, con una selección de nuestros planetas extrasolares de fantasía favoritos.

    La tripulación de Radio Skylab está compuesta por Daniel Marín (Eureka), Kavy Pazos (Mola Saber), Víctor R. Ruiz (Infoastro) y un servidor. Te invitamos a unirte a nuestro viaje por el espacio, la ciencia y otras curiosidades.



    ¡Acompáñanos!


    Suscríbete al programa en iVoox (Podcast Radio Skylab) o a través de RSS.

    No olviden que si gustan también pueden seguirnos a través de nuestra página webFacebook y Twitter. Como es habitual, los audios los pueden encontrar y descargar en Ivoox e iTunes. Y si les apetece dejarnos algún comentario, sugerencia o crítica pueden usar nuestra web y/o el hashtag #rskylab.

    ¡Muchas gracias por estar ahí y hasta la próxima órbita!

    Posts relacionados
  3. En la constelación boreal de Cefeo, a una distancia de unos 3 Gigapársecs (12000 millones de años-luz), se encuentra uno de los objetos más exóticos y terribles que existen en el universo: un blázar.

    Se trata de un caso particular de quásar, esto es, un núcleo de galaxia activo asociado a un agujero negro supermasivo. En el caso de los blázares, su particularidad reside en el hecho de que su haz de energía se encuentra apuntando directamente a nosotros (no hay peligro ya que se encuentran muy, muy lejos). Esto conlleva grandes y violentas variaciones de brillo en muy poco tiempo, hasta de un 50% en un día.

    Recreación artística de un agujero negro supermasivo con una masa que multiplica la de nuestro Sol en muchos millones (incluso miles de millones). La materia acelera en el disco de acreción mientras cae al pozo gravitatorio creado por el agujero negro. Debido a la alta velocidad de rotación del mismo, se generan unos poderosos haces de energía (principalmente de Rayos X y Gamma) que parten a velocidades relativistas desde eje de rotación, en perpendicular al disco de acreción. Fuente: NASA/JPL-Caltech


    Cuando el ángulo θ entre el jet de un quásar y nosotros es 0, nos encontramos ante un blázar. Fuente: NASA

    El imaginativo y evocador nombre con el que ha sido bautizado este blázar (S5 0014+81, cosas de los astrónomos), corresponde al estudio S5 del Instituto Max Plank y a las coordenadas celestiales del objeto en cuestión (ascensión recta y declinación).

    Representación artística de un grueso disco de acreción con enormes cantidades de gas y polvo. Este quásar está muy bien alimentado (algunos pueden llegar a 'devorar' el equivalente de 1000 masas solares al año) y prueba de ello son los potentes haces de energía de Rayos X y Gamma. Fuente: ESA / V. Beckmann (NASA-GSFC)

    Nuestro protagonista de hoy, S5 0014+81 tiene unas dimensiones y una masa tan colosales que suponen todo un desafío a la imaginación: nada menos que 240000 millones de kilómetros de diámetro, aproximadamente 1600 veces la distancia que hay entre la Tierra y el Sol. Su masa tampoco se queda corta, ya que se ha estimado que puede alcanzar las 40000 millones de masas solares... ¡eso es 10000 veces más masivo que el enorme agujero negro que hay en el centro de la Vía Láctea!

    Las descomunales dimensiones de este monstruo son evidentes en este gráfico. Nuestro sistema solar casi ni se puede apreciar en el centro de S5 0014+81. Su diámetro estaría en torno a las 1600 UAs (1 UA = 150 millones de km), mientras que el de nuestro Sistema Solar es de aproximadamente 80 UAs. Fuente: Desconocido

    Supera con creces al que se creía que era el agujero negro supermasivo más grande: el que se encuentra en el corazón de la galaxia M87 y que ostentó ese récord durante 60 años (entre 6000 y 7000 millones de masas solares, que no es poca cosa).

     Una vista de la galaxia elíptica gigante M87, anfitriona del segundo agujero negro supermasivo más grande conocido. Imagen del Telescopio Espacial Hubble

    Como podrán suponer, un objeto tan masivo también ha de tener un brillo formidable: este blázar emite una energía equivalente a la de 300 billones de estrellas como el Sol, o 25000 veces la luminosidad de TODA nuestra galaxia... El hecho de encontrarse a más de 12000 millones de años-luz de distancia ha hecho que sólo fuera detectado en 1981 y gracias al uso de radiotelescopios.

    Afortunadamente estos 'monstruos' del espacio profundo se encuentran a tales distancias que su furia  y su voracidad no suponen ningún peligro para nosotros.

    Referencias:


    Posts relacionados

  4. Después de ver un poco por encima las características del gigantesco E-ELT que se está construyendo en Chile, veamos otro de los gigantes que en unos años estará operativo: el GMT, o Giant Magellan Telescope.

    Aún sin llegar a las colosales dimensiones del E-ELT (con sus casi 40 metros de diámetro de espejo principal), el GMT contará con 7 espejos de 8'4 metros de diámetro cada uno. Este diámetro es el máximo que se puede alcanzar con un único espejo, ya que si fuera mayor se deformaría y se rompería al moverse; cada espejo tendrá un peso de entre 15 y 16'5 toneladas. La distribución que tendrán estos 7 espejos equivalen a un telescopio con un diámetro de 24'5 metros, con una superficie colectora de unos 368 m2, que no es poca cosa. La estructura del telescopio pesará unas 1100 toneladas y la cúpula alcanzará los 68 m de altura.

    A pesar de estar construyéndose también en Chile, este telescopio no pertenece al European Southern Observatory, sino a un consorcio internacional formado por diversas universidades y centros de investigación de EEUU, Australia, Corea del Sur y Brasil.

    En esta ESPECTACULAR fotografía se aprecia con claridad la luz zodiacal y la excelente calidad del cielo del lugar donde se ubicará el GMT. Créditos: Yuri Beletski, Las Campanas Observatory.

    El GMT estará enfocado a estudiar la formación de estrellas y sistemas planetarios, propiedades de los exoplanetas, poblaciones estelares y la evolución de su química, formación y evolución de galaxias, estudio de la materia oscura y la energía oscura... Hay mucha más información de los objetivos científicos de este nuevo observatorio en su Science Book.

    Así de imponente lucirá el Giant Magellan Telescopio cuando esté finalizado en su ubicación, en Cerro de las Campanas, Chile. Estará situado a más de 2500 metros de altitud. Fuente: GMT



    Impresionante recreación de cómo quedarán los 7 espejos del telescopio, una vez montados. Fuente: GMT

    Esta foto es genial, los técnicos están depositando cristales de borosilicato (fabricados en Japón) que formarán el cuerpo de cada uno de los espejos. Una vez el molde esté cubierto de cristales, se fundirán bajo altas presiones para formar el cuerpo del espejo de 8'4 metros de diámetro. Foto: Ray Bertram, Univ. Arizona

    En esta otra imagen se aprecia mejor la enorme escala de uno de los 7 espejos, comparado con los 3 técnicos que están depositando los cristales en el molde. Hasta 20 toneladas de cristales se colocarán para ser fundidos posteriormente. Durante la fundición a alta presión, el soporte gira a 6 rpm para distribuir uniformemente el material ¡durante nada menos que 3 meses!. Foto: Ray Bertram, Univ. Arizona

    El GMT usará también láseres para su sistema de óptica adaptativa y así anular en lo posible el efecto de las turbulencias atmosféricas. Los láseres excitan los átomos de sodio en las capas superiores de la atmósfera, creando así una estrella artificial. El sistema de óptica adaptativa analizará cómo esta estrella se ve perturbada por la atmósfera y enviará instrucciones al telescopio para que, moviendo los espejos a alta velocidad, anular esta perturbación y obtener así imágenes más nítidas. Fuente: GMT

    Comparativa de los espejos con una persona. Fuente: GMT

    Este bonito fondo de escritorio es un croquis con las dimensiones de esta impresionante obra de ingeniería. Fuente: GMT

    Y en el siguiente vídeo podemos ver cómo es el proceso de fabricación y posterior pulido de uno de estos imponentes y gigantescos espejos.



    Posts relacionados

  5. ¡Albricias! Aquí está el programa 30 de Radio Skylab.

    Este programa va objetos muy densos. En la primera parte charlamos sobre el instrumento NICER de la Estación Espacial Internacional, un telescopio de rayos X para estudiar las estrellas de neutrones. Y de paso hablamos sobre el extraño encuentro del satélite espía NROL-76 con la Estación. En la segunda parte hablamos de LIGO y la detección de la tercera onda gravitacional.

    La tripulación de Radio Skylab está compuesta por Daniel Marín (Eureka), Kavy Pazos (Mola Saber), Víctor R. Ruiz (Infoastro) y un servidor. Estás invitado a unirte a nuestro viaje por el espacio, la ciencia y otras curiosidades.



    ¡Acompáñanos!

    Suscríbete al programa en iVoox (Podcast Radio Skylab) o a través de RSS.

    No olviden que si gustan también pueden seguirnos a través de nuestra página webFacebook y Twitter. Como es habitual, los audios los pueden encontrar y descargar en Ivoox e iTunes. Y si les apetece dejarnos algún comentario, sugerencia o crítica pueden usar nuestra web y/o el hashtag #rskylab.

    ¡Muchas gracias por estar ahí y hasta la próxima órbita!

    Posts relacionados
  6. En Radio Skylab nos gusta leer. Y escribir. En el primer concurso de relatos recibimos más de treinta relatos cortos, los cuales hemos querido compartir con toda la comunidad en forma de este libro electrónico totalmente gratuito. Con ustedes «Relatos de Encélado», una colección de historias de ciencia ficción con esta fascinante luna de Saturno como protagonista. 

    ¡Gracias a los autores por participar! Y a los lectores, por leer. Esperamos que los disfruten tanto como nosotros :)


    Relatos de Encélado (Pdf, 2Mb), (ePub, 140 Kb)
  7. El programa 29 de Radio Skylab cobra vida y está disponible ya para descarga. 
     
    Los protagonistas de este programa son los animales. En la primera parte hablamos de los primeros animales en el espacio, los verdaderos pioneros en llegar más allá. La segunda parte es más catastrofista, y charlamos de las extinciones masivas en la Tierra y su posible conexión astronómica.

    La tripulación de Radio Skylab está compuesta por Daniel Marín (Eureka), Kavy Pazos (Mola Saber), Víctor R. Ruiz (Infoastro) y un servidor. Estás invitado a unirte a nuestro viaje por el espacio, la ciencia y otras curiosidades.


    ¡Acompáñanos!

    Suscríbete al programa en iVoox (Podcast Radio Skylab) o a través de RSS.

    No olviden que si gustan también pueden seguirnos a través de nuestra página webFacebook y Twitter. Como es habitual, los audios los pueden encontrar y descargar en Ivoox e iTunes. Y si les apetece dejarnos algún comentario, sugerencia o crítica pueden usar nuestra web y/o el hashtag #rskylab.

    ¡Muchas gracias por estar ahí y hasta la próxima órbita!

    Posts relacionados
  8. Los astros se han alineado y el programa 28 de Radio Skylab ya está aquí.

    Mientras en algún laboratorio crean inteligencias artificiales para crear podcasts sin intervención humana, en la primera parte del programa aprovechamos para hablar de robots espaciales. En la segunda parte, toca una de astronomía básica: nuestras constelaciones favoritas. No faltan a la cita la sección de retroalimentación, con preguntas, y nuevas recomendaciones.

    La tripulación de Radio Skylab está compuesta por Daniel Marín (Eureka), Kavy Pazos (Mola Saber), Víctor R. Ruiz (Infoastro) y un servidor. Estás invitado a unirte a nuestro viaje por el espacio, la ciencia y otras curiosidades.


    ¡Acompáñanos!


    Suscríbete al programa en iVoox (Podcast Radio Skylab) o a través de RSS.

    No olviden que si gustan también pueden seguirnos a través de nuestra página webFacebook y Twitter. Como es habitual, los audios los pueden encontrar y descargar en Ivoox e iTunes. Y si les apetece dejarnos algún comentario, sugerencia o crítica pueden usar nuestra web y/o el hashtag #rskylab.

    ¡Muchas gracias por estar ahí y hasta la próxima órbita!

    Posts relacionados
  9. Hace ya tiempo hablamos por aquí de la luna atormentada del Sistema Solar, Ío. Es una luna tan interesante que no he podido resistirme a volver a contar más cosas sobre ella.

    Ío orbita al gigantesco planeta Júpiter a una distancia media de 420000 km en una órbita excéntrica. Dada la cercanía de Ío a Júpiter se produce lo que se conoce por acoplamiento de marea, esto es, el satélite siempre muestra la misma cara a su planeta. Otra de las consecuencias de este acoplamiento es que la órbita poco a poco se hace circular, estabilizándose.

    Ío pasa frente a Júpiter en esta hermosa toma que capturó la sonda Cassini en 2000, cuando iba de camino a Saturno. NASA/JPL

    No olvidemos que Ío es apenas un poco más grande que nuestra Luna (3600 km de diámetro, un 5% de diferencia), con lo que lo normal sería que su actividad geológica fuera similar a la de nuestra Luna, o sea, ninguna.

    Comparativa de tamaños de la Tierra, la Luna e Ío. Wikipedia
    Ío provocando un eclipse solar sobre la atmósfera de Júpiter. Esta fantástica imagen fue tomada por el telescopio espacial Hubble en 1999. Créditos: John Spencer (Lowell Observatory)/NASA
    Sin embargo, Ío no se encuentra sola orbitando al mayor de los planetas del Sistema Solar ya que la acompañan otras 66 lunas más, entre las que encontramos las otras 3 grandes lunas galileanas (Europa, Ganímedes y Calisto, descubiertas junto con Ío por Galileo en 1610). De hecho, 2 de estas lunas (Europa y la gigantesca Ganímedes, que es incluso mayor que Mercurio) ejercen una poderosa influencia sobre Ío. Con estos cuerpos se produce un curioso fenómeno de resonancia orbital, llamado Resonancia de Laplace (los periodos de sus órbitas tienen una relación entre sí de números enteros, 1:2:4). Veamos un poco más detalladamente qué es esta resonancia y por qué es tan importante.

    La resonancia de Laplace implica que por cada órbita que Ganímedes traza alrededor de Júpiter, Europa traza 2 órbitas e Ío da ¡4! vueltas en torno a su planeta. O sea, que Ío no sólo sufre los descomunales tirones gravitatorios de Júpiter cuando se encuentra en su punto más alejado (apojovio) y más cercano (perijovio) a Júpiter, sino que también experimenta tirones gravitatorios de Ganímedes y Europa, manteniendo la excentricidad de la órbita de Ío.


    Precisamente esta diferencia de tira y afloja gravitatorio casi continuo que sufre Ío hace que esta luna se esté expandiendo y comprimiendo, con lo que su núcleo permanece fundido y en un estado de casi permanente ebullición.

    Diagrama de la estructura de Ío. Gráfico creado por Kelvinsong/Wikipedia

    Toda esta presión interna del núcleo y manto de Ío empujan la corteza hacia el exterior, deformándola y produciendo algunas de las montañas más altas del Sistema Solar, y cómo no, muchísimos volcanes.

    En la superficie de esta luna podemos encontrar entre 100 y 150 montañas, con una altura media de unos 6 km. La más alta de ellas es Boösaule Montes, que alcanza una altura de unos 18 km. Tan sólo se conocen 3 montañas más altas en el Sistema Solar: Olympus Mons (Marte), tiene más de 22 km de altura, Rheasilvia Mons (Vesta) con casi 22 km de altura y Toledo Mons (Japeto, que orbita a Saturno) que alcanza los 20 km de altura. Al lado de estas gigantescas montañas, nuestro monte Everest (8848 m) parece muy poquita cosa.

    Boösaule Montes, fotografiado por la Voyager 1 en 1979. NASA/JPL

    Tohil Mons, de 5'4 km de altura. Fotografiado por la sonda Galileo en 2001. NASA/JPL

    Y en cuanto a los volcanes, Ío al menos tiene 150 en erupción más o menos continua, aunque es posible que este número aumente hasta los 400 volcanes activos. Como podrán imaginar, toda esta intensa actividad volcánica tiene efectos muy importantes en la topografía de nuestra protagonista, ya que la corteza se encuentra en un proceso de renovación constante. Esto explica por qué no se han podido ver cráteres de impacto en la superficie de Ío, las continuas erupciones y flujos de lava los cubren al poco tiempo de producirse.

    Son evidentes los cambios producidos por el vulcanismo de Ío en estas 2 imágenes obtenidas por las sondas Galileo y New Horizons con 8 años de diferencia. NASA/JPL

    Mapa geológico de Ío. U.S. Geological Survey. Está disponible para su descarga más ampliado, con las leyendas correspondientes aquí.

    En este fantástico mosaico de imágenes de la Voyager 1 cuando pasó por Júpiter en 1979 observamos algunas formaciones geológicas muy interesantes en el sur de Ío: justo a la izquierda de la imagen vemos el color oscuro de la colada de lava que cubre parcialmente el cuenco de Creidne Patera. En la parte inferior de la imagen podemos apreciar Haemus Mons, de unos 10 km de altura. NASA/JPL

    Sobre la fotografía anterior, quisiera llamar la atención en la riqueza de colores que podemos apreciar, debidos a la composición química de las erupciones de los volcanes. Son muy abundantes las erupciones de azufre y diversos sulfuros, aunque algunas de ellas (las que tienen las coladas más oscuras) tienen como componentes principales silicatos en forma de basaltos.

    Una foto para la historia: el 8 marzo de 1979 la Voyager 1 tomó esta imagen de Ío a más de 4'5 millones de km, tres días después de sobrevolar esta luna. Se aprecian 2 erupciones volcánicas, una en el limbo izquierdo y otra en el terminador (el punto más brillante). Fueron las primeras erupciones detectadas fuera de nuestro planeta. NASA/JPL

     Podemos apreciar la altura que alcanzan los imponentes penachos de las erupciones en Ío en esta animación. Aquí vemos Tvashtar Patera, cuyo penacho alcanzó más de 300 km de altura (el término patera tiene origen latino, y se refería a un cuenco poco profundo). La imagen fue captada por la sonda New Horizons de camino a Plutón en 2007. NASA/JPL

    Como seguramente los avispados lectores sospecharán, tanta erupción debería generar una atmósfera en esta luna a pesar de su baja gravedad (poco menos de 0'2 g). Efectivamente hay una atmósfera, pero es extraordinariamente tenue. Está compuesta principalmente por SO2, con trazas de SO, sodio, azufre molecular y oxígeno.

    Precisamente las moléculas de azufre son las responsables del color característico de Ío: el S2es expulsado de los volcanes y termina cayendo a la fría superficie (-143ºC), agregándose en moléculas mayores de S3 y S4, que son las responsables del color rojo en algunas zonas cerca de los volcanes de Ío. Eventualmente estas moléculas se terminan agregando en su forma más estable, la de S8 (con forma de anillo), proporcionándole un color amarillo pálido a la superficie de esta luna.

    Diagrama explicativo del ciclo del azufre en Ío. NASA/JPL/Lowell Observatory

    El gran Júpiter con su enorme gravedad tiene la capacidad de robar las partículas de la atmósfera de Ío y las incorpora a su propia magnetosfera, haciendo de paso que ésta sea mucho más intensa de lo que debería ser de no existir este satélite (o de encontrarse mucho más lejos). O sea, Júpiter pone la energía en la magnetosfera e Ío pone el combustible.

    Representación de la magnetosfera de Júpiter, interactuando con Ío para redoblar su potencia. En rojo vemos el toroide de plasma que envuelve a Ío; en verde, el flujo de partículas entre Ío y Júpiter, y en amarillo, la nube de sodio neutro que rodea a la luna. Las líneas azules representan el campo magnético. Gráfico creado por John Spencer/Wikipedia

    Esta fantasmagórica imagen nos muestra las auroras en la atmósfera de Ío. Al contrario de las auroras que conocemos, causadas por la interacción del viento solar con la magnetosfera, en el caso de Ío es la interacción de la magnetosfera de Júpiter con los átomos de azufre de la tenue atmósfera de este satélite. Las zonas más brillantes corresponden a erupciones volcánicas. Imagen obtenida por la sonda Galileo en 1998. NASA/JPL

    Este es el aspecto de la superficie de Ío, en representación Mercator. Para ello se han usado cientos de imágenes de las misiones Voyager y Galileo. NASA/JPL

    Las paterae de Ío son depresiones del terreno (o cuencas) parcialmente cubiertas con lava derretida, con una superficie formada por una fina capa de material solidificado. La mayoría de los volcanes de Ío tienen esta tipología. Unos pocos son del tipo escudo y se denominan tholus. Por último, a los flujos de lava se les denomina fluctus.

    El volcán más activo de Ío, y por extensión, de todo el Sistema Solar, es Loki Patera (sí, se le ha bautizado con el nombre del hermano del dios nórdico Thor). Además es gigantesco, ya que su diámetro supera los 200 km. Por si fuera poco, Loki Patera experimenta unos cambios de brillo relativamente periódicos, ya que se producen en intervalos de entre 400 y 600 días y su explicación era objeto de debate entre los científicos.

    Este es el aspecto que luce Loki Patera con sus más de 21500 km2 de superficie. Este enorme lago de lava (en el centro, ligeramente hacia abajo y de color oscuro), es 1 millón de veces mayor que sus equivalentes de la Tierra. Imagen tomada por la sonda Voyager 1 en marzo de 1979. NASA/JPL

    El 8 de marzo de 2015 se produjo un tránsito de Europa por delante de Ío. Este evento fue aprovechado por Katherine de Kleer (Univ. Berkeley) y otros investigadores para medir los cambios de brillo de Loki Patera. Para este estudio, usaron el Gran Telescopio Binocular (con espejos gemelos de 8'4 m de diámetro) de Arizona. Se tomaron unas 3000 imágenes en la banda del infrarrojo, ya que la helada luna Europa es completamente opaca a esta longitud de onda y no interferiría en las observaciones.
    Esta animación muestra el tránsito de Europa enfrente de Ío producido en marzo de 2015 y permitió averiguar el origen de los cambios de brillo de Loki Patera. Katherine de Kleer/UC Berkeley

    Los datos obtenidos arrojaron como resultado las diferencias de temperatura en distintos puntos de Loki Patera, consistente con flujos de lava que se originan en el extremo oeste y que se desplazan a una velocidad de 1 km por día, convergiendo finalmente en el extremo este de Loki Patera.

    Mapa de temperaturas de Loki Patera. Los puntos (1) y (2) son los más fríos, mientras que el punto (3) es el más caliente, ya que la lava es más reciente (se ha estimado que tiene unos 75 días). Toda la superficie del lago de lava se renueva en unos 3 meses, aproximadamente. Katherine de Kleer/UC Berkeley
    Recreación del avance de las ondas de lava en Loki Patera. Al converger, se renueva la capa de lava que se ha ido solidificando, que se hunde en la lava nueva y caliente, aumentando el brillo. Katherine de Kleer/UC Berkeley

    Es sorprendente que toda esta información pueda ser obtenida desde unos 600 millones de km de distancia, usando un telescopio con base en la Tierra.

    Hasta 2021 no volverá a producirse esta ocultación (Europa/Ío), con lo que habrá que esperar para seguir descubriendo los secretos que guarda esta pequeña pero fascinante luna joviana.

    Referencias:

    Posts relacionados

  10. Ya está disponible el programa 27 de Radio Skylab. 

    El primer tema del programa lo dedicamos a los otros transbordadores espaciales, desde el misterioso X-37 pasando por el Buran soviético. En el segundo tema charlamos sobre Los volcanes de Ío. Más los comentarios de los oyentes y un nuevo paquete de recomendaciones

    La tripulación de Radio Skylab está compuesta por Daniel Marín (Eureka), Kavy Pazos (Mola Saber), Víctor R. Ruiz (Infoastro) y un servidor. Estás invitado a unirte a nuestro viaje por el espacio, la ciencia y otras curiosidades.


    ¡Acompáñanos!



    Suscríbete al programa en iVoox (Podcast Radio Skylab) o a través de RSS.

    No olviden que si gustan también pueden seguirnos a través de nuestra página webFacebook y Twitter. Como es habitual, los audios los pueden encontrar y descargar en Ivoox e iTunes. Y si les apetece dejarnos algún comentario, sugerencia o crítica pueden usar nuestra web y/o el hashtag #rskylab.

    ¡Muchas gracias por estar ahí y hasta la próxima órbita!

    Posts relacionados