Pirulo Cósmico Blog

Galaxias, Estrellas, Planetas... Todo lo que tenga que ver con una de mis pasiones, la astronomía
  1. Hace ya tiempo hablamos por aquí de la luna atormentada del Sistema Solar, Ío. Es una luna tan interesante que no he podido resistirme a volver a contar más cosas sobre ella.

    Ío orbita al gigantesco planeta Júpiter a una distancia media de 420000 km en una órbita excéntrica. Dada la cercanía de Ío a Júpiter se produce lo que se conoce por acoplamiento de marea, esto es, el satélite siempre muestra la misma cara a su planeta. Otra de las consecuencias de este acoplamiento es que la órbita poco a poco se hace circular, estabilizándose.

    Ío pasa frente a Júpiter en esta hermosa toma que capturó la sonda Cassini en 2000, cuando iba de camino a Saturno. NASA/JPL

    No olvidemos que Ío es apenas un poco más grande que nuestra Luna (3600 km de diámetro, un 5% de diferencia), con lo que lo normal sería que su actividad geológica fuera similar a la de nuestra Luna, o sea, ninguna.

    Comparativa de tamaños de la Tierra, la Luna e Ío. Wikipedia
    Ío provocando un eclipse solar sobre la atmósfera de Júpiter. Esta fantástica imagen fue tomada por el telescopio espacial Hubble en 1999. Créditos: John Spencer (Lowell Observatory)/NASA
    Sin embargo, Ío no se encuentra sola orbitando al mayor de los planetas del Sistema Solar ya que la acompañan otras 66 lunas más, entre las que encontramos las otras 3 grandes lunas galileanas (Europa, Ganímedes y Calisto, descubiertas junto con Ío por Galileo en 1610). De hecho, 2 de estas lunas (Europa y la gigantesca Ganímedes, que es incluso mayor que Mercurio) ejercen una poderosa influencia sobre Ío. Con estos cuerpos se produce un curioso fenómeno de resonancia orbital, llamado Resonancia de Laplace (los periodos de sus órbitas tienen una relación entre sí de números enteros, 1:2:4). Veamos un poco más detalladamente qué es esta resonancia y por qué es tan importante.

    La resonancia de Laplace implica que por cada órbita que Ganímedes traza alrededor de Júpiter, Europa traza 2 órbitas e Ío da ¡4! vueltas en torno a su planeta. O sea, que Ío no sólo sufre los descomunales tirones gravitatorios de Júpiter cuando se encuentra en su punto más alejado (apojovio) y más cercano (perijovio) a Júpiter, sino que también experimenta tirones gravitatorios de Ganímedes y Europa, manteniendo la excentricidad de la órbita de Ío.


    Precisamente esta diferencia de tira y afloja gravitatorio casi continuo que sufre Ío hace que esta luna se esté expandiendo y comprimiendo, con lo que su núcleo permanece fundido y en un estado de casi permanente ebullición.

    Diagrama de la estructura de Ío. Gráfico creado por Kelvinsong/Wikipedia

    Toda esta presión interna del núcleo y manto de Ío empujan la corteza hacia el exterior, deformándola y produciendo algunas de las montañas más altas del Sistema Solar, y cómo no, muchísimos volcanes.

    En la superficie de esta luna podemos encontrar entre 100 y 150 montañas, con una altura media de unos 6 km. La más alta de ellas es Boösaule Montes, que alcanza una altura de unos 18 km. Tan sólo se conocen 3 montañas más altas en el Sistema Solar: Olympus Mons (Marte), tiene más de 22 km de altura, Rheasilvia Mons (Vesta) con casi 22 km de altura y Toledo Mons (Japeto, que orbita a Saturno) que alcanza los 20 km de altura. Al lado de estas gigantescas montañas, nuestro monte Everest (8848 m) parece muy poquita cosa.

    Boösaule Montes, fotografiado por la Voyager 1 en 1979. NASA/JPL

    Tohil Mons, de 5'4 km de altura. Fotografiado por la sonda Galileo en 2001. NASA/JPL

    Y en cuanto a los volcanes, Ío al menos tiene 150 en erupción más o menos continua, aunque es posible que este número aumente hasta los 400 volcanes activos. Como podrán imaginar, toda esta intensa actividad volcánica tiene efectos muy importantes en la topografía de nuestra protagonista, ya que la corteza se encuentra en un proceso de renovación constante. Esto explica por qué no se han podido ver cráteres de impacto en la superficie de Ío, las continuas erupciones y flujos de lava los cubren al poco tiempo de producirse.

    Son evidentes los cambios producidos por el vulcanismo de Ío en estas 2 imágenes obtenidas por las sondas Galileo y New Horizons con 8 años de diferencia. NASA/JPL

    Mapa geológico de Ío. U.S. Geological Survey. Está disponible para su descarga más ampliado, con las leyendas correspondientes aquí.

    En este fantástico mosaico de imágenes de la Voyager 1 cuando pasó por Júpiter en 1979 observamos algunas formaciones geológicas muy interesantes en el sur de Ío: justo a la izquierda de la imagen vemos el color oscuro de la colada de lava que cubre parcialmente el cuenco de Creidne Patera. En la parte inferior de la imagen podemos apreciar Haemus Mons, de unos 10 km de altura. NASA/JPL

    Sobre la fotografía anterior, quisiera llamar la atención en la riqueza de colores que podemos apreciar, debidos a la composición química de las erupciones de los volcanes. Son muy abundantes las erupciones de azufre y diversos sulfuros, aunque algunas de ellas (las que tienen las coladas más oscuras) tienen como componentes principales silicatos en forma de basaltos.

    Una foto para la historia: el 8 marzo de 1979 la Voyager 1 tomó esta imagen de Ío a más de 4'5 millones de km, tres días después de sobrevolar esta luna. Se aprecian 2 erupciones volcánicas, una en el limbo izquierdo y otra en el terminador (el punto más brillante). Fueron las primeras erupciones detectadas fuera de nuestro planeta. NASA/JPL

     Podemos apreciar la altura que alcanzan los imponentes penachos de las erupciones en Ío en esta animación. Aquí vemos Tvashtar Patera, cuyo penacho alcanzó más de 300 km de altura (el término patera tiene origen latino, y se refería a un cuenco poco profundo). La imagen fue captada por la sonda New Horizons de camino a Plutón en 2007. NASA/JPL

    Como seguramente los avispados lectores sospecharán, tanta erupción debería generar una atmósfera en esta luna a pesar de su baja gravedad (poco menos de 0'2 g). Efectivamente hay una atmósfera, pero es extraordinariamente tenue. Está compuesta principalmente por SO2, con trazas de SO, sodio, azufre molecular y oxígeno.

    Precisamente las moléculas de azufre son las responsables del color característico de Ío: el S2es expulsado de los volcanes y termina cayendo a la fría superficie (-143ºC), agregándose en moléculas mayores de S3 y S4, que son las responsables del color rojo en algunas zonas cerca de los volcanes de Ío. Eventualmente estas moléculas se terminan agregando en su forma más estable, la de S8 (con forma de anillo), proporcionándole un color amarillo pálido a la superficie de esta luna.

    Diagrama explicativo del ciclo del azufre en Ío. NASA/JPL/Lowell Observatory

    El gran Júpiter con su enorme gravedad tiene la capacidad de robar las partículas de la atmósfera de Ío y las incorpora a su propia magnetosfera, haciendo de paso que ésta sea mucho más intensa de lo que debería ser de no existir este satélite (o de encontrarse mucho más lejos). O sea, Júpiter pone la energía en la magnetosfera e Ío pone el combustible.

    Representación de la magnetosfera de Júpiter, interactuando con Ío para redoblar su potencia. En rojo vemos el toroide de plasma que envuelve a Ío; en verde, el flujo de partículas entre Ío y Júpiter, y en amarillo, la nube de sodio neutro que rodea a la luna. Las líneas azules representan el campo magnético. Gráfico creado por John Spencer/Wikipedia

    Esta fantasmagórica imagen nos muestra las auroras en la atmósfera de Ío. Al contrario de las auroras que conocemos, causadas por la interacción del viento solar con la magnetosfera, en el caso de Ío es la interacción de la magnetosfera de Júpiter con los átomos de azufre de la tenue atmósfera de este satélite. Las zonas más brillantes corresponden a erupciones volcánicas. Imagen obtenida por la sonda Galileo en 1998. NASA/JPL

    Este es el aspecto de la superficie de Ío, en representación Mercator. Para ello se han usado cientos de imágenes de las misiones Voyager y Galileo. NASA/JPL

    Las paterae de Ío son depresiones del terreno (o cuencas) parcialmente cubiertas con lava derretida, con una superficie formada por una fina capa de material solidificado. La mayoría de los volcanes de Ío tienen esta tipología. Unos pocos son del tipo escudo y se denominan tholus. Por último, a los flujos de lava se les denomina fluctus.

    El volcán más activo de Ío, y por extensión, de todo el Sistema Solar, es Loki Patera (sí, se le ha bautizado con el nombre del hermano del dios nórdico Thor). Además es gigantesco, ya que su diámetro supera los 200 km. Por si fuera poco, Loki Patera experimenta unos cambios de brillo relativamente periódicos, ya que se producen en intervalos de entre 400 y 600 días y su explicación era objeto de debate entre los científicos.

    Este es el aspecto que luce Loki Patera con sus más de 21500 km2 de superficie. Este enorme lago de lava (en el centro, ligeramente hacia abajo y de color oscuro), es 1 millón de veces mayor que sus equivalentes de la Tierra. Imagen tomada por la sonda Voyager 1 en marzo de 1979. NASA/JPL

    El 8 de marzo de 2015 se produjo un tránsito de Europa por delante de Ío. Este evento fue aprovechado por Katherine de Kleer (Univ. Berkeley) y otros investigadores para medir los cambios de brillo de Loki Patera. Para este estudio, usaron el Gran Telescopio Binocular (con espejos gemelos de 8'4 m de diámetro) de Arizona. Se tomaron unas 3000 imágenes en la banda del infrarrojo, ya que la helada luna Europa es completamente opaca a esta longitud de onda y no interferiría en las observaciones.
    Esta animación muestra el tránsito de Europa enfrente de Ío producido en marzo de 2015 y permitió averiguar el origen de los cambios de brillo de Loki Patera. Katherine de Kleer/UC Berkeley

    Los datos obtenidos arrojaron como resultado las diferencias de temperatura en distintos puntos de Loki Patera, consistente con flujos de lava que se originan en el extremo oeste y que se desplazan a una velocidad de 1 km por día, convergiendo finalmente en el extremo este de Loki Patera.

    Mapa de temperaturas de Loki Patera. Los puntos (1) y (2) son los más fríos, mientras que el punto (3) es el más caliente, ya que la lava es más reciente (se ha estimado que tiene unos 75 días). Toda la superficie del lago de lava se renueva en unos 3 meses, aproximadamente. Katherine de Kleer/UC Berkeley
    Recreación del avance de las ondas de lava en Loki Patera. Al converger, se renueva la capa de lava que se ha ido solidificando, que se hunde en la lava nueva y caliente, aumentando el brillo. Katherine de Kleer/UC Berkeley

    Es sorprendente que toda esta información pueda ser obtenida desde unos 600 millones de km de distancia, usando un telescopio con base en la Tierra.

    Hasta 2021 no volverá a producirse esta ocultación (Europa/Ío), con lo que habrá que esperar para seguir descubriendo los secretos que guarda esta pequeña pero fascinante luna joviana.

    Referencias:

    Posts relacionados

  2. Ya está disponible el programa 27 de Radio Skylab. 

    El primer tema del programa lo dedicamos a los otros transbordadores espaciales, desde el misterioso X-37 pasando por el Buran soviético. En el segundo tema charlamos sobre Los volcanes de Ío. Más los comentarios de los oyentes y un nuevo paquete de recomendaciones

    La tripulación de Radio Skylab está compuesta por Daniel Marín (Eureka), Kavy Pazos (Mola Saber), Víctor R. Ruiz (Infoastro) y un servidor. Estás invitado a unirte a nuestro viaje por el espacio, la ciencia y otras curiosidades.


    ¡Acompáñanos!



    Suscríbete al programa en iVoox (Podcast Radio Skylab) o a través de RSS.

    No olviden que si gustan también pueden seguirnos a través de nuestra página webFacebook y Twitter. Como es habitual, los audios los pueden encontrar y descargar en Ivoox e iTunes. Y si les apetece dejarnos algún comentario, sugerencia o crítica pueden usar nuestra web y/o el hashtag #rskylab.

    ¡Muchas gracias por estar ahí y hasta la próxima órbita!

    Posts relacionados
  3. La telemetría nos indica que Radio Skylab ya tiene disponible el programa número 26. 

    En la sección de retroalimentación anunciamos el relato ganador de nuestro concurso de relatos cortos de cifi sobre Encélado. Luego hablamos sobre Roscosmos, la NASA rusa, guía para no perderse por el fabuloso programa espacial ruso. Y a continuación charlamos sobre los planetas olvidados: Urano y Neptuno, con la fascinante historia de sus descubrimientos. Tampoco faltarán las habituales recomendaciones. 

    La tripulación de Radio Skylab está compuesta por Daniel Marín (Eureka), Kavy Pazos (Mola Saber), Víctor R. Ruiz (Infoastro) y un servidor. Estás invitado a unirte a nuestro viaje por el espacio, la ciencia y otras curiosidades.


    ¡Acompáñanos!



    Suscríbete al programa en iVoox (Podcast Radio Skylab) o a través de RSS.

    No olviden que si gustan también pueden seguirnos a través de nuestra página webFacebook y Twitter. Como es habitual, los audios los pueden encontrar y descargar en Ivoox e iTunes. Y si les apetece dejarnos algún comentario, sugerencia o crítica pueden usar nuestra web y/o el hashtag #rskylab.

    ¡Muchas gracias por estar ahí y hasta el próximo programa!

    Posts relacionados
  4. Si eres del futuro, envíanos un correo para informarnos en dónde se ha encontrado vida más allá de la Tierra. Si eres del pasado, como nosotros, te invitamos a escuchar el programa número 25 de Radio Skylab. 

    En el primer tema del programa hablamos sobre el espacio: los sistemas de posicionamiento global: GPS, GLONASS, Galileo y BeiDou/COMPASS. Y en el segundo tema del programa charlamos sobre el tiempo, en concreto sobre Viajes en el tiempo, cómo, si es posible, se puede ir atrás o adelante en el tiempo. Prepara tu reloj y únete a la tripulación de Radio Skylab en esta travesía espacio-temporal.


    ¡Acompáñanos!

    Suscríbete al programa en iVoox (Podcast Radio Skylab) o a través de RSS.

    No olviden que si gustan también pueden seguirnos a través de nuestra página webFacebook y Twitter. Como es habitual, los audios los pueden encontrar y descargar en Ivoox e iTunes. Y si les apetece dejarnos algún comentario, sugerencia o crítica pueden usar nuestra web y/o el hashtag #rskylab.

    ¡Muchas gracias por estar ahí y hasta el próximo programa!

    Posts relacionados
  5. El 15 de septiembre de 2017 la NASA pondrá fin a una de sus misiones de exploración del Sistema Solar más exitosas de su historia: la sonda Cassini. Pocos podían imaginar en su lanzamiento (15 de octubre de 1997), que esta increíble nave interplanetaria sobreviviría casi 20 años en el espacio, durante los cuales nos ha regalado momentos e imágenes realmente mágicos del Sistema Solar, especialmente de Saturno y su magnífico sistema de lunas y anillos.

    El motivo del fin de la misión no es otro que la Cassini se ha quedado sin combustible para ejecutar las complejas maniobras orbitales alrededor del sistema de las lunas Saturno, por lo que se corría el riesgo de que al quedar a la deriva terminara chocando con alguna de las lunas, contaminándola. Para evitar esta eventualidad desde el control de misión han preferido estrellarla contra el gigante Saturno, haciendo que se zambulla en su densa atmósfera.

    Han decidido que la mejor manera de finalizar una misión tan soberbia como ésta es trazar 22 órbitas polares alrededor del gigante anillado para obtener las imágenes más cercanas posible de su sistema de anillos y su atmósfera.

    Así serán las últimas 22 órbitas de la Cassini, entre los anillos y el planeta. En naranja, la órbita final que precipitará a la sonda contra Saturno. Créditos: NASA/JPL-Caltech

    Estas últimas órbitas permitirán realizar un estudio a fondo de la atmósfera del gran Saturno, así como la composición y distribución de las nubes, la estructura interna del planeta, origen y evolución de la ionosfera y también se estudiará a fondo su magnetosfera.

    No cabe duda de que echaremos mucho (muchísimo) de menos imágenes como éstas... Pero mientras tanto, toca disfrutar ¡y de qué manera! de estos últimos regalos de la Cassini:

    El 18 de enero de 2017, antes de comenzar el Grand Finale, Cassini obtuvo esta espectacular toma de Saturno a una distancia de 1 millón de km. Créditos: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

    Aquí podemos apreciar una de las exóticas formaciones que aparecen en los anillos, las hélices. Esta en concreto fue 'cazada' el 9 de enero de 2017 y acertadamente se le bautizó con el nombre de Blériot (uno de los pioneros de la aviación). Se espera que en las órbitas finales podamos saber más sobre la composición, masa y densidad de los anillos. Créditos: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

    Nuestra protagonista, en una de las 22 órbitas que pasarán entre los anillos y Saturno. Créditos: NASA/JPL-Caltech



    Un vórtice tormentoso en la atmósfera de Saturno. La cercanía de las órbitas finales al planeta permitirán conocer mucho mejor la atmósfera, y obtendremos primeros planos que nos darán mucha información sobre la estructura de la atmósfera de Saturno. Créditos: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

    La naturaleza no deja de sorprendernos. Estamos viendo a la diminuta luna pastora Pan (28 km) que recorre la división Encke de los anillos de Saturno. Precisamente la acumulación de materiales que se ha producido a lo largo de sus órbitas le ha dado esta forma tan curiosa. Créditos: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

    Otra luna con una gran acumulación de material en su región ecuatorial, en este caso se trata de la pequeña Atlas (30 km). La imagen fue captada el 12 de abril de 2017 por la Cassini a una distancia de 11000 km. Créditos: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

    Magnífica vista de Tetis (1062 km), en la que se aprecia su enorme cañón Ithaca Chasma, con cerca de 100 km de anchura y hasta 4 km de profundidad. Recorre casi las 3/4 partes de la circunferencia del satélite (unos 2000 km). La imagen fue obtenida a más de 220000 km de distancia el 30 de enero de 2017. Créditos: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

    Una de mis lunas favoritas de Saturno (¡hay 61 para elegir!). La pequeña Mimas (400 km), a.k.a. La Estrella de la Muerte, con su enorme cráter Herschel de 130 km de diámetro. Fotografiada a tan sólo 85000 km de distancia. Créditos: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

    Una última mirada a casa. El 12 de abril de 2017 la Cassini pudo captar ese diminuto punto blanco entre los anillos de Saturno. Somos nosotros, a más de 1400 millones de km de distancia. Si hacen clic sobre la foto se puede ver la Luna a la izquierda de la Tierra. Créditos: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

    Y en este vídeo vemos cómo la Cassini ha aprovechado su último sobrevuelo a Titán (el nº 127) para alterar su órbita y encaminarse al final de su histórica misión.




    Como más que merecido homenaje, el JPL ha producido el siguiente vídeo. Es tan bonito que no encuentro palabras para describirlo adecuadamente, salvo que lo pongan a pantalla completa para disfrutarlo en todo su esplendor. Su autor es el mismo que el de otro maravilloso vídeo que publicamos por aquí en su día: 'Wanderers'

    CASSINI'S GRAND FINALE from Erik Wernquist on Vimeo.

    El texto del vídeo anterior es el siguiente:
    A lone explorer, on a mission to reveal the grandeur of Saturn, its rings and moons.  
    After 20 years in space NASA's Cassini spacecraft is running out of fuel. And so, to protect moons of Saturn that could have conditions suitable for life, a spectacular end has been planned for this long-lived traveler from Earth. 
    In 2004, following a 7-year journey through the solar system, Cassini arrived at Saturn. The spacecraft carried a passenger, the European Huygens probe -- the first human-made object to land on a world in the distant outer solar system. 
    For over a decade, Cassini has shared the wonders of Saturn and its family of icy moons, taking us to astounding worlds where methane rivers run to a methane sea. 
    Where jets of ice and gas are blasting material into space from a liquid water ocean that might harbor the ingredients for life. 
    And Saturn -- a giant world ruled by raging storms and delicate harmonies of gravity. 
    Now, Cassini has one last, daring assignment. 
    Cassini's Grand Finale is a brand new adventure. Twenty-two dives through the space between Saturn and its rings. As it repeatedly braves this unexplored region, 
    Cassini seeks new insights about the origins of the rings, and the nature of the planet's interior -- closer to Saturn than ever before. 
    On the final orbit, Cassini will plunge into Saturn fighting to keep its antenna pointed at Earth as it transmits its farewell. 
    In the skies of Saturn, the journey ends, as Cassini becomes part of the planet itself.

    Bola extra: Un precioso mini-documental sobre los 20 años de la Cassini en el espacio, hecho por la geóloga planetaria Laura Parro, ¡disfrútenlo!



    Referencias externas:

    Cassini: Mission to Saturn

    Posts relacionados:

    El hexágono de Saturno, revisitado
    Lunas pastoras, donde mandan las pequeñas
    Wanderers
  6. ¡Atentos, cosmotrastornados!

    En este programa lanzamos un concurso para regalar una taza de Radio Skylab. Hay que escribir un relato cortito de ciencia ficción. Las bases completas, en la sección de retroalimentación del programa (hay fecha límite). Y por fin, ¡ya tenemos tiendas para las camisetas! Ojo, del 26 al 30 de abril hay descuento.

    Y ya volviendo a la programación habitual, en la primera parte hablamos sobre la luna Encélado, las fuentes hidrotermales y su relación con la vida. En la segunda parte, seguimos en Saturno, porque la misión Cassini ya ha comenzado su Gran Final: ¿qué hará de aquí a septiembre, cómo será su apoteósico instante final? Estos temas, más las preguntas de los oyentes, las recomendaciones, y el equipo al completo de Radio Skylab te esperan en el programa de esta semana.


    ¡Acompáñanos!



    Suscríbete al programa en iVoox (Podcast Radio Skylab) o a través de RSS.

    No olviden que si gustan también pueden seguirnos a través de nuestra página webFacebook y Twitter. Como es habitual, los audios los pueden encontrar y descargar en Ivoox e iTunes. Y si les apetece dejarnos algún comentario, sugerencia o crítica pueden usar nuestra web y/o el hashtag #rskylab.

    ¡Muchas gracias por estar ahí y hasta el próximo programa!

    Posts relacionados
  7. ¡Radio Skylab y Coffee Break juntos!

    Este es un programa especial publicado en simultáneo en Coffee Break y en Radio Skylab. Los equipos de los dos podcasts nos unimos para comentar diversos temas del espacio, la ciencia y otras curiosidades. En la primera parte del programa hablamos sobre 2001: Una Odisea en el Espacio vs 2010: Odisea Dos, la secuela. También tratamos sobre el misterio del monolito de Fobos y también comentamos la anomalía de las trayectorias de las sondas Pioneer. Si quieres saber más, ¡tendrás que sintonizar la emisión de Coffee Break o la de Radio Skylab! 

    En este programa participan Andrés Asensio, Nacho Trujillo y Héctor Socas desde la Sala Omega del Instituto de Astrofísica de Canarias; y Daniel Marín y Víctor R. Ruiz por videoconferencia.


    ¡Acompáñanos!



    Suscríbete al programa en iVoox (Podcast Radio Skylab) o a través de RSS.

    No olviden que si gustan también pueden seguirnos a través de nuestra página webFacebook y Twitter. Como es habitual, los audios los pueden encontrar y descargar en Ivoox e iTunes. Y si les apetece dejarnos algún comentario, sugerencia o crítica pueden usar nuestra web y/o el hashtag #rskylab.

    ¡Muchas gracias por estar ahí y hasta el próximo programa!

    Posts relacionados
  8. Hace poco más de 4 años publicamos en este blog una entrada acerca de esta sorprendente formación en el polo norte del señor de los anillos del sistema solar. Desde entonces la sonda Cassini ha seguido orbitando al sistema de Saturno con sus lunas y ha seguido regalándonos unas imágenes maravillosas de esta más que curiosa formación atmosférica, aquí las tienen:

    Desde casi 2 millones de km de distancia, el hexágono es visible en esta hermosa imagen de la sonda Cassini, obtenida el 25 de abril de 2016. NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

    El hexágono, visto en varias longitudes de onda usando diferentes filtros. Desde arriba a la izquierda y siguiendo el sentido de las agujas del reloj: violeta (420 nanómetros), rojo (648 nanómetros), infrarrojo cercano (728 nanómetros) e infrarrojo (939 nanómetros). Las imágenes fueron tomadas el 2 de diciembre de 2016 a una distancia de 640000 km. NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

    Es evidente el cambio de color que se ha producido en el hexágono desde 2012 a finales de 2016. Créditos: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute/Hampton University


    Abundando algo más en este curioso cambio de color, es posible que sea debido al aumento de producción de neblinas fotoquímicas en el polo norte de Saturno a medida que se acerca al solsticio de verano, que alcanzará en mayo de 2017. Durante la larguísima noche invernal del polo norte (desde noviembre de 1995 hasta agosto de 2009) no se produjeron aerosoles fotoquímicos en esta zona. Desde el equinoccio de agosto de 2009, el Sol por fin ilumina esta región, permitiendo reacciones fotoquímicas que han ido cambiando paulatinamente el color del hexágono de azulado a dorado. Es posible también que tengan un papel relevante los cambios en los patrones de los vientos en altas latitudes con la llegada del solsticio de verano.

    Esta composición de imágenes del telescopio espacial  Hubble muestra la variación de la inclinación de Saturno desde 1996 hasta 2000. De abajo arriba empezamos poco después del equinoccio de otoño (en el hemisferio norte), finalizando cerca del solsticio invernal. NASA and The Hubble Heritage Team (STScI/AURA)

    Recuerden que la enorme distancia que separa a Saturno del Sol (unos 1400 millones de km, casi 10 veces más lejos que la Tierra) hace que las estaciones también sean mucho más largas, aproximadamente 8 años en lugar de los 3 meses de la Tierra. La inclinación del eje de rotación de Saturno es bastante parecida a la del eje terrestre (27º Saturno, 23'5º La Tierra).

    Otra hermosa vista del polo norte de Saturno, tomada en diciembre de 2013 a una distancia de casi 1 millón de km. A esta escala, 1 píxel representa 82 km. NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

    Y en el centro del hexágono, esta espectacular tormenta de unos 2000 km de diámetro. La velocidad del viento alcanza los 540 km/h. La imegen fue obtenida en agosto de 2014, a una distancia de poco más de 2 millones de km. NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

    Cuando la Cassini llegó a Saturno en 2004, era invierno en el hemisferio norte y el hexágono estaba sumido en la larga noche polar. Hubo que esperar al equinoccio primaveral de agosto de 2009 para que el Sol comenzara a iluminar el polo norte. Esta hermosa imagen fue tomada en noviembre de 2012 a una distancia de más de 410000 km. NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

    ESPECTACULAR esta imagen en infrarrojos de Saturno. NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute. Procesada por Maksim  Kakitsev. La imagen fue tomada en 2014, pero procesada recientemente con tan buen gusto que le valió ser elegida Foto Astronómica del Día por la NASA el 3 de abril de 2017.

    Si quieren saber cómo se ha formado esta curiosa figura en el polo norte de Saturno, les recomiendo que lean el post original sobre el hexágono.

    Posts relacionados

  9. ¡No nos hemos ido de vacaciones! Esta semana también hay programa de Radio Skylab.

    En la primera parte del programa hablamos sobre formas exóticas de llegar al espacio. Si pensabas que los cohetes eran la única tecnología para llegar a órbita, tendrás que escuchar el programa. En la segunda parte hablamos de las contribuciones que hoy en día hacen en la astronomía personas no profesionales: es la ciencia ciudadana.No faltan a su cita las secciones de retroalimentacióny nuevas recomendaciones de contenidos.

    Daniel Marín (Eureka), Kavy Pazos (Mola Saber), Víctor R. Ruiz (Infoastro) y un servidor te invitamos a que te unas a esta misión de exploración del espacio, la ciencia y otras curiosidades. ¿Te unes?


    ¡Acompáñanos!



    Suscríbete al programa en iVoox (Podcast Radio Skylab) o a través de RSS.

    No olviden que si gustan también pueden seguirnos a través de nuestra página webFacebook y Twitter. Como es habitual, los audios los pueden encontrar y descargar en Ivoox e iTunes. Y si les apetece dejarnos algún comentario, sugerencia o crítica pueden usar nuestra web y/o el hashtag #rskylab.

    ¡Muchas gracias por estar ahí y hasta el próximo programa!

    Posts relacionados
  10. ¡Dios mío, está lleno de contenidos! 

    El programa 21 de Radio Skylab ha sido descubierto durante una exploración lunar y ya está disponible para su escucha. La primera parte del programa está dedicada a la actualidad: la primera reutilización del Falcon 9 en una misión comercial supone un pequeño paso para SpaceX y, quizás, un gran salto para el acceso al espacio. La segunda parte del programa es un especial sobre 2001: Una odisea en el espacio, la película de Stanley Kubrick. La película sirve de referencia para proponer cuatro debates sobre la ciencia y la tecnología: El amanecer del hombre, sobre evolución humana; Viajes interplanetarios, sobre las perspectivas del futuro espacial en 1968 y 2017; HAL9000 y los progresos en la inteligencia artificial; y La Puerta de las Estrellas, sobre el futuro de la Humanidad

    Atención: ¡se destripa la película! No es estrictamente necesario haberla visto, puesto que se tocan temas genéricos. No faltan tampoco las preguntas de los oyentes en retroalimentación y nuevas propuestas de recomendaciones.

    Daniel Marín (Eureka), Kavy Pazos (Mola Saber), Víctor R. Ruiz (Infoastro) y un servidor te invitamos a acompañarnos por esta épica travesía por el espacio, la ciencia y otras curiosidades. ¿Te unes?


    ¡Acompáñanos!

    Suscríbete al programa en iVoox (Podcast Radio Skylab) o a través de RSS.

    No olviden que si gustan también pueden seguirnos a través de nuestra página webFacebook y Twitter. Como es habitual, los audios los pueden encontrar y descargar en Ivoox e iTunes. Y si les apetece dejarnos algún comentario, sugerencia o crítica pueden usar nuestra web y/o el hashtag #rskylab.

    ¡Muchas gracias por estar ahí y hasta el próximo programa!

    Posts relacionados